Jésica Rodríguez Vera es la nueva Reina de Guaymallén

Jésica Rodríguez Vera es la nueva Reina de Guaymallén

Por 25/02/2016 2:10

Jessica Lourdes Rodríguez Vera, quien representó a Buena Nueva, es la Reina de la Vendimia de Guaymallén 2016. La joven de ojos verdes y pelo castaño, fue coronada ante las 8 mil personas que acudieron al estacionamiento del Mendoza Plaza Shopping. La virreina, Ana Paula Cárdenas, de Nueva Ciudad, participó, de inmediato, de su primera actividad oficial: la Pisada de la Uva.

Casi a las 21, una hora y media después de lo previsto, Anabel Molina y Andrés Yacopini aparecieron en el escenario para entonar “Tonada de otoño”, con la música de la orquesta de Estancia Mendoza. Así dieron comienzo al breve show artístico -también cantaron “Los 60 granaderos” y el tema de la Virgen de La Carrodilla- que precedió a la presentación de las 21 candidatas distritales.

Aunque no estaba prevista la realización de una fiesta departamental, ya que la comuna había planeado sólo elegir a la sucesora de Victoria Gochicoa, en el marco de la Pisada de la Uva, los productores optaron por presentar un breve espectáculo para mostrar el potencial cultural del departamento.

Una mujer que apareció desde abajo del escenario y se fue elevando con un arnés y extendiendo un interminable vestido rojo, simbolizó el nacimiento del vino. Los integrantes del Ballet de Guaymallén danzaron mientras la Orquesta de Guitarras Tito Francia interpretó canciones, hasta que las soberanas distritales volvieron a salir, esta vez acompañadas por familiares o novios para bailar “La flor de Guaymallén”.

El intendente Marcelino Iglesias decidió ajustarse a la austeridad que planteó para el inicio de su gestión con la herencia de los números en rojo. Las lluvias obligaron a suspender la realización del espectáculo en 2 ocasiones.

“Es una desprolijidad que dijeran una hora de comienzo y no se respetara y que dejaran a gente mayor parada, al sol”, manifestó una mujer de un centro de jubilados. Con un embarazo de ocho meses, Jimena Rojo había arribado a las 17 porque, como el orden de llegada iba a definir la ubicación en las 4 mil sillas, había querido estar lo más cerca posible del escenario. Sin embargo, pensó que iba a poder esperar el inicio del espectáculo sentada, algo que los organizadores no habían previsto.

Virreinas, protagonistas de la pisada de la uva

La Pisada de la Uva comenzó con un colorido y alegre baile del que participaron las virreinas, protagonistas de esta actividad, descalzas, ataviadas con remeras blancas y shorts negros. De todos modos, se trató de un mismo espectáculo artístico, con una continuidad con la Fiesta departamental que le precedió, y los mismos productores y directores para ambos festejos.

De hecho, las jóvenes pisaron mientras danzaban los temas que cantaron Anabel Molina y Andrés Yacopini, acompañados por la orquesta de Estancia Mendoza, y también actuó el Ballet de Guaymallén.

Las 18 jóvenes fueron subiendo de a seis a los toneles en los que bailaron dando saltitos para convertir la uva en jugo, al tiempo que saludaban, sin abandonar la sonrisa. Es que el jurado las observaba para elegir a la ganadora -la más simpática, carismática, la que mejor se desempeñó en la tarea-, que fue Agustina Pozo, virreina de Luján. La primera virreina en llegar al predio, por la tarde, fue Fiama Páez, de Rivadavia.

La joven venía acompañada por su corte, quienes la alentaban porque confesó que estaba bastante nerviosa. Sin embargo, ya en una de las carpas con las otras dos soberanas puntuales, Agustina Pozo y Eugenia Buttini de San Rafael, comenzó a distenderse. Quien llevaba la voz cantante era Agustina, que también reconoció que sentía algo de ansiedad pero que le parecía muy divertido.

La joven comentó que es muy sociable y por eso quería conocer a las otras virreinas, aunque esperaba no hacer uno de sus típicos “bloopers” al subir por la escalera para pisar la uva.

Tampoco se quedó atrás Eugenia quien, antes de viajar desde San Rafael, había buscado en internet fotos y videos de ediciones anteriores de la Fiesta, para saber qué le iba a tocar hacer.

Pese a eso, cuando llegó le pareció que el escenario era imponente. Las chicas comenzaron a charlar sobre los sitios donde se realizaron las fiestas de su departamento, los artistas que asistieron -mencionaron a Palito Ortega, el “Puma” Rodríguez , Luciano Pereyra y Los Auténticos Decadentes- mientras a Eugenia le hacían una trenza en el pelo y las otras dos aguardaban el momento en que las prepararan.

Silvia García, vecina del barrio Unimev, comentó que siempre suele asistir a la Pisada de la Uva porque le queda cerca y disfruta de una celebración que es parte de la Fiesta más representativa de Mendoza. La mujer se mostró a favor de que se haya unificado este festejo con la vendimia departamental.

“Lo veo muy bien. Hay que adecuarse a la situación”, opinó. Sandra Ramírez y Carlos Añes contaron que era la primera vez que iban a presenciar la pisada de la uva y que se habían decidido para poder ver a su hija Florencia (20) bailar.

 

 

Fuente: Los Andes Diario