La Vendimia para Todos coronó a sus reyes en su bigésima primera edición

La Vendimia para Todos coronó a sus reyes en su bigésima primera edición

Por 06/03/2016 19:07

Pasadas las 1:30 del sábado, el estadio Arena le dio apertura a la fiesta “Vendimia para todos”, que desde hace nueve años administra la compañía de eventos de Grabriel Canci, sincronizó acrobacias aéreas, gogo dancers, aquadance, coreografías y Djs y dejó parte del show actual del grupo de music hall porteño Caviar como el corazón performático de la noche.

Esta, la bigésima primera edición del encuentro que elige al rey o la reina de la cosecha de la uva LGBTQ, se convirtió además en el primer encuentro público post Frank Romero Day de las relucientes nuevas reinas nacionales; Giuliana Lucoski y  Rocío Fuster.

 

 

Ellas, antes del show, ampliaron sus impresiones de su coronación y luego, durante el conteo de los votos finales, ayudaron a coronar a los próximos rey y reina gay, en el evento que dejó a Gabriel Canci y el notero de “Intrusos”,  Daniel Ambrosino, como los anfitriones de la noche y que animaron a la platea con una gala que abrió con un tributo audiovisual en homenaje a Adrián “Maverik” Fernández, el gran artista mendocino que falleció hace veinte días. En la misma secuencia, también se recordó a la candidata de la Vendimia gay 2014, Giuliana Iglesias, quien también falleció en un accidente automovilístico a finales de enero.

Después de una breve presentación de los candidatos de este año, la compañía que dirige el consagrado Walter Soares presentó un importante fragmento de su actual espectáculo del Maipo “Club Capo Cabana”, con algunas piezas salteadas del último show que ellos trajeron a Mendoza el año pasado en el mismo complejo del Arena Maipú.

A pesar de sus homenajes pintorescos y prolijamente estéticos de docenas de divas de cabarets de los ambientes Belle Epoque parisina y berlinesa y las estrellas de la radio, la TV y el cine argentino y de América Latina, citando desde Catita, hasta Donna Summer y Marlene Dietrich, el espectáculo resultó quizá demasiado largo para un público que evidentemente no entendió en primera impresión la divertida puesta en escena de viñetas kitsch, retro y de culto que traía el elenco que fundó  Jean François Casanovas. Para muchos les resultó excesivo o en todo caso, muy desvinculado con el argumento de otras ediciones de la misma fiesta, con más pirotecnia drag queen o de espejo de la tradicional.

De todas maneras, hubo algunos silbidos de protesta, pero esos desdenes no alcanzaron a marchitar las piezas de bodevil de lo que presentó esta troupe de café concert. Sin embargo al final, con el impacto de una canción de Andrea Bocelli y todos sus miembros con sus impresionantes vestuarios de plumas, lentejuelas y glamour, clausuraron el acto central con una impactante despedida, a pesar de que en un momento, el mismo Soares, al desconcertrarse en un playback al escuchar los silbidos, explicó y pidió disculpas por el error, aunque solo lo escucharon unos pocos espectadores muy cercanos al escenario, ya que habló sin micrófono.

Luego, los ánimos se despertaron con más ritmo en la medida en que se contaron los votos de los candidatos, que enlazaba votantes virtuales (a través de una aplicación especial) y presentes y que dieron como seleccionados a Pablo Guardia, de 29 años, como el rey y a Nicole Ferri, de 24 años, como la reina.

El protocolo de traspaso además incluyó a las reinas del mandato cumplido y la ayuda de Giuliana Lucoski y Rocío Fuster.

Locoski recalcó: “Gracias por la invitación, para nosotras es un honor haber tenido el tiempo de poder venir. Disfrútelo porque es maravilloso y aparte, esta vendimia que es para todos, para mi me llena de orgullo estar acá”.

Facundo Sebastianelli y Macarena Pravata, los ex soberanos, se convirtieron este año en la primera coronación gay que participó en la agenda oficial de los actos vendimiales.

Pasadas las 3 AM, la música se apoderó de la enorme pista de baile primero con el formato DJ de quien fue de hecho la primera Reina de la Vendimia Gay, Ana Laura Nicoletti, “La Turca”. Le siguió la sofisticación trance de Carlos Alfonsín, la intensidad electrónica de Martín Huergo y ya, casi con el amanecer, actuó el anfitrión Dj Zero.

Si bien la Vendimia Gay nació como un evento paródico y casi político, desde la administración de Gabriel Canci se ha convertido en un show con gran producción audiovisual, pensado más como fiesta que como reflejo de la vendimia tradicional.

 

 

 

Fuente: http://www.losandes.com.ar/

Participa

Comparte o comenta el arículo